¿Qué hago si la llave se ha roto dentro de la cerradura?

La cotidianidad de esta vida moderna que vivimos nos exige rapidez, por ende, en los días laborales estamos casi todo el tiempo con premura para ir de un sitio a otro y buscar cosas de un lugar a otro, por lo que tenemos que abrir y cerrar constantemente las cerraduras de las puertas que atravesamos en nuestra casa, comunidad de vecino o lugar de trabajo. En ese ajetreo diario pueden ocurrir accidentes que te amarguen el día; uno de los accidentes más molestos y más comunes es el rompimiento de la llave dentro de la cerradura. Precisamente sobre ese tema hablaremos hoy en este post, así que no dejes de seguir leyendo para resolver tu problema de la mejor manera.

¿A qué se debe el rompimiento de la llave en la cerradura?

Primeramente, se debe dejar por sentado que todos los elementos de cerrajería, llaves, cerraduras, etc., son fabricados con materiales metálicos altamente resistentes y difíciles de romper de manera no intencional, por lo que, si has roto tu llave dentro de la cerradura, la culpa no la tiene la calidad de la llave o la cerradura, sino la persona que negligentemente usó estos elementos de cerrajería y los forzó hasta quebrarse.

Las causas del rompimiento de la llave son diversas, pero, según la experiencia de los Cerrajeros , la mayoría de las veces estos problemas son causados por las personas que rústicamente y con fuerza bruta tratan de abrir una cerradura con la llave incorrecta, pensando que es correcta, o tratan de forzar la cerradura cuando esta se pone algo dura, en vez de intentar con paciencia y delicadeza.

¿Cómo abro la cerradura con la llave en su interior?

En estas situaciones, si no tienes mucha experiencia o conocimientos básicos en el asunto, lo mejor es llamar a un cerrajero profesional, ya que ellos no sólo abrirán tu cerradura rápidamente, sino que también extraerán el pedazo roto de llave dentro de la cerradura y dejarán a la misma en óptimo funcionamiento nuevamente. No obstante, si por los momentos solo quieres abrir la cerradura, dejando para después la reparación de la cerradura, entonces puedes seguir los sencillos pasos que a continuación exponemos para que abras tu cerradura ocluida rápidamente:

  • Corta una botella de plástico de litro y medio, de manera que obtengas una suerte de hoja de plástico. Puedes usar guantes para evitar cortarte con el agudo plástico
  • Utiliza la hoja de plástico para forzar el movimiento del resbalón: inserta la hoja entre el marco y la puerta, a la altura de la cerradura, y realiza lentamente movimientos de sierra.
  • La hoja de plástico de sobresalir del otro lado de la puerta para que los movimientos de sierra que apliques sobre el resbalón induzcan su retraimiento efectivamente.
  • Si aún no logras abrirla con eso, lubrica la hoja de plástico con jabón o aceite e inténtalo nuevamente.
  • Repite los intentos varias veces y a buen seguro lograrás abrirla. De lo contrario, será preciso llamar a un cerrajero profesional.